Edición Julio a Septiembre 2019 Nº 122

Un joven con alma social
Yanny Stiven López Tejada

Un joven con alma social

Califica este artículo:

Yanny Stiven López Tejada

Enseñarle con el ejemplo. Eso hizo Isabelita, la mamá de Yanny Stiven López Tejada. Quizá sin darse cuenta, con su trabajo como promotora de lectura con población vulnerable, en el Ministerio de Cultura, influyó en los valores, principios y motivaciones de su hijo, a quien también se le da muy bien relacionarse con las personas, ayudarlas y enseñarles sus derechos, para que los conozcan, se apropien de ellos y los hagan valer.

Comenzó realizando el servicio social en una Comisaría de Familia, como estudiante de la Institución Educativa Francisco Miranda del corregimiento La India, en Filandia, de donde es oriundo. Ese ejercicio, que le permitió dimensionar las dificultades de los sectores poblacionales más desfavorecidos, corroboró su vocación y su compromiso comunitario, por lo que decidió estudiar trabajo social en la Universidad del Quindío.

Ser campesino y crecer en un contexto donde la ciudadanía desconoce tantas situaciones causadas por las ausencias del Estado formó su visión del mundo, una visión que guía sus pensamientos y acciones.

Un día antes de cerrar la quinta convocatoria del programa Estado Joven, coordinado en nuestro departamento por la Agencia de Gestión y Colocación de Empleo de Comfenalco Quindío, vio una publicación en el perfil de Facebook de su programa en la universidad, le interesó, leyó, y en la página 67 del documento donde se daban a conocer las plazas disponibles encontró una que le llamó mucho la atención, para trabajar con población juvenil en la Alcaldía de La Tebaida.

Yanny Stiven considera que esta experiencia le ha permitido fortalecer su mirada humanista, conocer la realidad social y contribuir a la construcción de mejores escenarios de bienestar para las comunidades, no solo en la labor con los jóvenes en general, sino también con grupos específicos de afrodescendientes, indígenas, mujeres, adultos mayores y habitantes de calle. Así mismo, ha contribuido a su crecimiento personal, puesto que como funcionario público sabe que se debe al servicio y a los ciudadanos.
Mientras espera su graduación, se prepara para presentarse a una convocatoria del Ministerio de Educación, que lo convertiría en orientador escolar en un destino que es incierto, pero que está dispuesto a descubrir para vivir una nueva experiencia laboral y profesional.

Su deseo de intervenir de manera responsable y propositiva en la solución de la problemática que aqueja a su departamento lo inspira a continuar su proceso de formación y a especializarse en Prevención del Suicidio en la Infancia y la Juventud, poblaciones vulnerables que desea acompañar, pues nunca olvida que fue un niño y que fue entonces cuando descubrió su verdadera vocación.

Tags: Agencia de Empleo,Un joven con alma social,Yanny Stiven López Tejada

TE PUEDE INTERESAR

©2019 asisomos.comfenalcoquindio.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss_logo