Edición Octubre a Diciembre 2018 Nº 119

Niños sembradores de vida
Programas Sociales

Niños sembradores de vida

La Caja, a través del programa de Jornada Escolar Complementaria de FONIÑEZ, ha conformado Semilleros de Medio Ambiente en 35 sedes educativas rurales de Quimbaya y Montenegro, con la participación de 545 estudiantes y el acompañamiento de agentes educativos de Comfenalco, profesionales en Biología y Educación Ambiental.
Otros semilleros son: Aves, Insectos, Plantas medicinales y Hormigas.

Deseosas por comenzar a sembrar las semillas de cedro rosado que les trajo la profe Lorena de Comfenalco, Angie Marcela, Thalía y María Luisa, estudiantes de grado tercero, cuarto y quinto de la Institución Educativa El Laurel, sede Kerman, de Quimbaya, expresan con profunda convicción: «A la naturaleza no podemos hacerle cosas malas».

A cada invitado que llega a su escuela, ubicada sobre la misma vía que conduce al Parque Nacional de la Cultura Agropecuaria (PANACA), lo animan a conocer el germinador de especies forestales que los propios estudiantes dispusieron, con el acompañamiento e instrucción de Lorena Alexandra Correa, agente educativa de Comfenalco Quindío que imparte educación ambiental y trabaja con ellos en el proyecto.

Para estas pequeñas, que viven con sus familias en fincas del sector, ese espacio donde pueden sentir la tierra, cavar un hoyo y plantar vida en forma de árboles es motivo de orgullo y felicidad, pues es entretenido y saben que así protegen su hogar y el de sus seres queridos, a los que les han contado de la importancia de reciclar, no botar basuras y no hacer quemas.

«También cultivamos, en los colegios de Quimbaya y Montenegro, caracolí, guayacán, ceiba y gualanday, como una estrategia para detener la deforestación y promover la conservación de la biodiversidad. Estos árboles serán apadrinados por los estudiantes y sus familias, para garantizar su desarrollo», comenta Lorena, quien es licenciada en Educación Ambiental.

Educando en el cultivo de los sueños

El profesor de esta sede, Álvaro Cotrino Vargas, está comprometido con el significativo aprendizaje de sus estudiantes. Creó en el aula el rincón del medio ambiente, un lugar colorido donde están plasmados muchos de los conocimientos recibidos y las actividades manuales elaboradas por cada niño, en plastilina y otros materiales: el ecosistema, los ciclos del agua y la biósfera, entre otros.

«Es un deber de nosotros los maestros enseñarles a ellos el valor de las cosas, no simplemente mostrarles la geografía, los nombres y ubicaciones de los ríos, sino que tengan la posibilidad de interactuar con su entorno y ver por qué es preciado. No es igual dibujar unas semillas en el cuaderno que verlas, tocarlas, plantarlas, observar su crecimiento y cómo terminan siendo altos, hermosos y frondosos árboles», asegura el docente.

La clase termina con la expectativa de estos niños que esperan ver germinar sus semillas mientras cuidan de que las condiciones del ambiente sean las más adecuadas para que se dé el milagro que hasta ahora solo conocían en libros de texto.

Tags: Programas Sociales,Niños sembradores de vida

SERVICIOS

Vive la fantasia
Recreación

Vive la fantasia

Mi camino hacia un trabajo digno
María de los Ángeles Ramírez Villada

Mi camino hacia un trabajo digno

Nueva sede de atención al cesante - MPC
Nueva sede de atención al cesante - MPC

Nueva sede de atención al cesante - MPC

Publicidad #PorElQuindíoYo

TE PUEDE INTERESAR

©2018 asisomos.comfenalcoquindio.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss_logo