Edición Abril a Junio 2018 Nº 117

Jardín Social, experiencias para compartir
Programas Sociales

Jardín Social, experiencias para compartir

En el Jardín Social Color Esperanza son permanentes las sonrisas de los niños, desde que llegan a su jornada diaria. Es un espacio dispuesto para la convivencia y el goce, porque a través de la filosofía Reggio Emilia se enfatiza en la individualidad, en la importancia del entorno y en la participación conjunta de padres y maestros en el proceso de formación.

Los agentes educativos de Comfenalco Quindío buscan, mediante sus intervenciones, desarrollar la autonomía y el liderazgo de los niños aprovechando el entorno y los recursos que este mismo les provee, y que sirven de base para el desarrollo de proyectos acerca de la naturaleza, la lúdica, la sociedad, el cuerpo humano y las relaciones en la familia, entre otros.

El Jardín Social, ubicado en el barrio La Cecilia, de la comuna tres de Armenia, atiende 300 niños y niñas de entre 6 meses y 4 años 11 meses de sectores aledaños, y vinculados al programa de Hogares Comunitarios. Esta atención tiene lugar gracias a la alianza estratégica suscrita entre Comfenalco Quindío y el ICBF, y con el apoyo de 25 madres comunitarias y 13 agentes educativos del área de Programas Sociales.

Para los agentes educativos que comparten con los niños en el Jardín Social es fundamental trabajar la formación en artes y creatividad, porque son herramientas indispensables para que los pequeños desarrollen sus habilidades prosociales. Por eso, todo se trabaja a partir de proyectos creativos que cada niño lleva a cabo de manera individual o en pequeños grupos, y que tienen que ver además con clases de danzas, música, proyectos de pedagogía de la escucha y de la Fiesta de la Lectura, entre otros.

De esta manera, la Caja articula propuestas de desarrollo social que integran a la familia, el Estado y la comunidad, y garantiza ambientes de felicidad, amor y comprensión hacia los niños y niñas, con lo que también promueve que esta población sea sujeto de derechos al garantizarle la vigencia y aplicación de la Constitución y la ley, en su beneficio.

Jugar y experimentar

A diferencia de los otros métodos de educación inicial o de primera infancia, la filosofía Reggio Emilia, modelo desde el cual Comfenalco Quindío hace el acompañamiento pedagógico, busca que los niños encuentren por sí mismos el conocimiento experimentando, jugando y descubriendo. Los agentes educativos están siempre para darles orientación y para registrar el proceso de aprendizaje, esto quiere decir que los orientadores no se afincan en las prácticas magistrales que han determinado por años el proceso enseñanza-aprendizaje, sino que los apoyan, están con ellos nutriendo su aprendizaje, y aunque hay claramente unos logros y unos derechos básicos de aprendizajes definidos, los procesos no están preestablecidos, sino que se van transformando conforme cambian los intereses de los niños.

Tags: Programas Sociales,Jardín Social, experiencias para compartir

TE PUEDE INTERESAR

©2018 asisomos.comfenalcoquindio.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss_logo