Edición Julio a Septiembre 2019 Nº 122

Inclusión educativa
Jornada Escolar Complementaria

Inclusión educativa

Califica este artículo:

Tradición cultura y aprendizaje

En virtud a un convenio suscrito con la Secretaría de Educación Departamental, Comfenalco ejecuta el programa Jornada Escolar Complementaria, que promueve modelos educativos incluyentes, respetuosos de la cultura, saberes y tradiciones de los grupos étnicos.

Las manos hablan del poder creador, de la acción y la labor. La mano que sale de la nube muestra, según algunos pueblos, que Dios se manifiesta por sus obras, y que ser tocado por la mano divina es estar dotado de justicia y misericordia.

Bajo esta creencia viven las 26 familias, cerca de 120 personas, del resguardo indígena embera chamí Karabijua, o resguardo La Mano de Dios, del corregimiento La Virginia, de Calarcá.

Llegaron a este municipio desplazados por el conflicto armado, desde Pueblo Rico, en Risaralda. Su pueblo cree que Karabi es el arquitecto que construye el destino de los niños, y que lo que se produce de sus manos es lo que la tierra les da para sobrevivir. Por eso, empezaron a armar su nuevo territorio en 23 cuadras de terreno, desde el año 2013, y priorizando esas necesidades lucharon jurídicamente para que el Estado les garantizara las condiciones de aprendizaje de su lengua y su cultura.

Fue así como llegaron con el etnoeducador y representante de su comunidad Ramiro Niaza, a la Institución Educativa Jesús María Morales, sede La Paloma, de Calarcá, donde 33 niños indígenas, entre los 5 y los 13 años, reciben clases en un salón exclusivo para ellos, que a diferencia de los demás tiene siempre dos maestros.

Un ejemplo de inclusión educativa, que permite que niños indígenas reciban los beneficios del Sistema, preservando sus tradiciones y manteniendo el orgullo por un patrimonio inmaterial de gran relevancia para el presente y el futuro de su identidad.

Claudia Patricia Ramírez Quintero es la licenciada en preescolar que dirige el grupo, y Ramiro Niaza, de la comunidad, traduce bajo la figura de formador de formadores todo lo que ella explica a los niños, y complementa los conceptos en este programa piloto y de aprendizaje en doble vía, que permite el fortalecimiento de la identidad cultural.

Las carteleras del salón tienen palabras en español y embera. Kurijía (conejo), bakuru (árbol), jurvara (nube), faaka (vaca). Ambos docentes trabajan a diario por fomentar la cultura, hablando de los entornos que habitan, refiriendo los problemas y la solución comunitaria, y especialmente la protección de la naturaleza, siempre en los dos idiomas.

Tanto en clase como en la comunidad se sienten como una hermandad grande, de la que también hacen parte los docentes de Programas Especiales de Comfenalco Quindío, como David Martínez Álvarez, que en la última sesión de trabajo con los niños explicó conceptos de figuras geométricas que les permitirán avanzar en su aprendizaje matemático.
Este funcionario de la Caja, tecnólogo en Electrónica y a punto de terminar su licenciatura en Matemáticas, no solo se dedica a hablarles de números y aplicaciones, sino que también se relaciona con ellos y trabaja de la mano de los profesores, para que los conceptos sean aplicados correctamente.

Así, el salón de clases se convierte en un lugar de comunicación permanente, desde varios frentes, para que los niños embera chamíes no pierdan sus raíces, mientras tienen algún día su propio proyecto educativo indígena, con enfoque diferencial que los beneficie en su resguardo.

En tanto llega esa escuela, niños como Kleni, Yorlina, Yuney y Yarlys seguirán estudiando para ser arquitectos de su futuro, a través de una educación que los hará mejores seres humanos, respetuosos de la tierra, de sus costumbres, y defensores de la idea de que en su resguardo y en su vida, el dios Karabi es el gran dador de la cultura, la educación y los sueños.

Tags: Programas Especiales,Jornada Escolar Complementaria,Inclusión educativa

TE PUEDE INTERESAR

©2019 asisomos.comfenalcoquindio.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss_logo