Edición Julio a Septiembre 2019 Nº 122

Descubriendo la robótica, amando la ciencia
Especiales

Descubriendo la robótica, amando la ciencia

Califica este artículo:

El silencio y la expectativa invadieron el salón de uno de los grados séptimo de la Institución Educativa Camilo Torres de Armenia, cuando uno de sus estudiantes dijo, en clase de Ciencia y Tecnología con la docente de Comfenalco Quindío, que le gustaría crear un prototipo de robot para las guerras.

Todos, compañeros y maestros, pensaron que su propuesta tenía que ver con armas, pero fue aún mayor su sorpresa cuando él les explicó que se trataría de un soldado robot que se movilizaría para recoger a los soldados heridos en combate.

Para Gloria Inés Castro Zapata, docente del área de Ciencias de la institución, escuchar ideas como estas de sus pequeños alumnos hace que todo valga la pena. Cree que Comfenalco, con la enseñanza de robótica, contribuye al proyecto de vida, potencializa las aptitudes de niños y jóvenes, y los acerca al manejo responsable de la tecnología. Ahora ellos identifican los principios de funcionamiento de los aparatos que hay en el hogar; tienen nuevos sueños y motivaciones, y aspiran a convertirse en ingenieros mecatrónicos, electrónicos o electricistas.

programas especiales roboticaTrabajando en equipo para que su animatronic camine y pueda ganar en una pista de carreras, los estudiantes interactúan, comparten saberes, aprenden a convivir y a llegar a acuerdos para salir adelante con sus proyectos. Los niños dan todo de sí, prestan atención y muestran grandes e inesperados avances, y un interés total por el tema.

Jhoan Sebastián Jironza Tapasco, de 15 años, habla con propiedad de la utilización de un multímetro y de la ley de Ohm: resistencia, corriente y voltaje. Expresa con emoción que lo que más le gusta de la clase de Robótica es lograr siempre nuevos descubrimientos, que lo hacen imaginar que algún día podría construir un robot como Wall-E y ser como él: muy valiente, de esos que nunca se rinden.

Julieth Raigoza Monroy, docente del área de Ciencia y Tecnología de los Programas Especiales de la Caja, explica que el propósito de este proyecto es propiciar un acercamiento de las nuevas generaciones a la tecnología, en este caso de niños y jóvenes de cuarto a octavo grado, y que así, en sus ideas, puedan ver proyecciones para el futuro.

«Si bien la técnica es fundamental, es verdaderamente valioso que ellos aprendan a sustentar los proyectos elaborados en espacios lúdicos de aprendizaje, bajo leyes existentes, como la de Ohm, que son todas las variables que pueden encontrarse en un circuito electrónico», asegura la educadora.

La semilla del amor por la ciencia se ha sembrado y ha comenzado a florecer. Es evidente en el cambio de actitud hacia las matemáticas, por ejemplo, pues al ir de la teoría a la práctica, algo que para los docentes de estas instituciones es complejo por los recursos limitados con los que cuentan, el niño experimenta y contextualiza el saber en situaciones reales.

Como en la vida, es este un ejercicio de ensayo y error, de alegría, de frustración, de encontrar respuestas y soluciones, de inspiración, creatividad y sueños representados en proyectos electrónicos, que aunque parezcan inalcanzables pueden ser realidades y cambiar el mundo. Al fin y al cabo, así nacen las grandes ideas.

programas especiales robotica

 

Tags: Especiales,Comfenalco Quindío,Descubriendo la robótica, amando la ciencia

TE PUEDE INTERESAR

©2019 asisomos.comfenalcoquindio.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss_logo