Edición Octubre a Diciembre 2019 Nº 123

Cumpliendo sueños, sin echar carreta.
Cumpliendo sueños, sin echar carreta.

Cumpliendo sueños, sin echar carreta.

Califica este artículo:

Viendo programas de cocina y preparando en casa recetas para su madre y sus hermanos: así fue como el quindiano Juan Sebastián Ospina Londoño cambió la odontología por la culinaria y comenzó a soñar con un futuro como chef y empresario. De la cocina de su casa pasó a las aulas del SENA, luego a institutos en Bogotá y más tarde al Instituto Argentino de Gastronomía (IAC), en Buenos Aires.
Cinco años después cumplió su firme anhelo de regresar a Armenia. Se propuso ser emprendedor y demostrar que estar de vuelta, con un buen propósito, siempre valdrá la pena. Primero fue Mustard, que más que un restaurante es una marca exclusiva de hamburguesas: las carnes, el pan, las salsas, todo tiene un sello propio.

Después, con la complicidad de María Alejandra García, su socia, y la visión de un lugar donde la comida fuera el mejor centro de mesa, el de los momentos, las risas, las buenas historias y el compartir de la familia, los compañeros, las parejas y los amigos, nació Pura Carreta.
El éxito ha sido total y es fácil comprender por qué. Si echar carreta es bueno, ni qué decir de hacerlo mientras se disfruta de unas deliciosas arepas rellenas, marranitas, dedos de queso, camarones apanados, pizza y croquetas de yuca.

Hoy, Pura Carreta es un pedazo del corazón de sus creadores, de sus clientes y de aquellos que de algún modo fueron y son parte del sitio. Trasnochadas, cortadas, estrés, alegrías y un orgullo increíble por cumplir las metas más deseadas. Así se siente, y no es pura carreta.

Tags: Cumpliendo sueños, sin echar carreta.,Sueños,inspiradores,emprendimiento

TE PUEDE INTERESAR

©2019 asisomos.comfenalcoquindio.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss_logo