Edición Octubre a Diciembre 2018 Nº 119

Usted puede cambiar el Quindío
Ética Usted puede cambiar el Quindío

Usted puede cambiar el Quindío

Califica este artículo:

Esto no se cambia con discursos, ni con sermones, ni con cantaleta. Tampoco con páginas como esta que usted está leyendo. Para que esto cambie se necesita algo más convincente.

Porque la situación no es fácil de cambiar. Comience por recordar los casos de corrupción que conoce y que le han indignado. Personajes públicos en los que la población había confiado y que han resultado ser ladrones de cuello blanco; y qué tal la inconciencia para sembrar odio por razones políticas, o para atentar directa o indirectamente contra la vida o la honra ajena. Usted sabe, además, que hay que mantener el ojo vivo para impedir que lo engañen, y que en el momento menos pensado lo enredan a uno en asuntos turbios porque alguien soltó un rumor falso, por hacer daño, o por ligereza. Acumula uno esos recuerdos de lo malo que está pasando y concluye que hay que hacer algo, que esto no puede seguir así, que nuestros niños tienen derecho a crecer en un ambiente decente; y que nosotros, ¿qué?

A las acciones de los corruptos, a ese ambiente de hipersexualidad que hace ver a hombres y mujeres como máquinas productoras de placer e incapaces del amor; a esa incapacidad para vivir en armonía y en paz, a todo eso hay que oponerle acciones de honestidad, de respeto por el otro, de defensa de los intereses de todos y de amor leal y generoso… la lista de acciones posibles es larga, pero hay que subrayar la palabra clave; para cambiar esto se necesitan acciones.

Menos palabras, menos gestos o campañas publicitarias y más hechos. Un filósofo de Estados Unidos desarrolló una teoría que aquí nos viene como anillo al dedo: un hecho vale más que miles de discursos.
Los más viejos, al recordar la Armenia de hace más de 40 años, cuando buscamos los personajes que nos dieron lo mejor de nosotros mismos, encontramos que hablaban más con los hechos que con palabras. Un hombre honesto

A la pregunta de qué hacer para cambiar todo lo que amenaza la dignidad, la decencia, la armonía en el Quindío, hay que responder que el ejemplo es el instrumento principal y más eficaz.

La campaña #PorElQuindíoYO, tiene ese propósito: impulsar iniciativas de cambio, valorar las posibilidades que tenemos como personas y como sociedad y promover una ciudadanía con participación activa y con fe en sus posibilidades. Esa debe ser la respuesta que este momento de la historia del Quindío demanda.

Por: Javier Darío Restrepo

Tags: Ética,Usted puede cambiar el Quindío

SERVICIOS

Vive la fantasia
Recreación

Vive la fantasia

Mi camino hacia un trabajo digno
María de los Ángeles Ramírez Villada

Mi camino hacia un trabajo digno

Nueva sede de atención al cesante - MPC
Nueva sede de atención al cesante - MPC

Nueva sede de atención al cesante - MPC

Publicidad #PorElQuindíoYo

TE PUEDE INTERESAR

©2018 asisomos.comfenalcoquindio.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss_logo