Edición Octubre a Diciembre 2017 Nº 115

Una luz en las Colinas
Región

Una luz en las Colinas

Su sensibilidad y capacidad para mover a otros a la acción, su voluntad infranqueable y esencia transformadora hacen de Johanna Andrea Grajales un ejemplo vivo de liderazgo y compromiso. Todos ven en esta joven sicóloga a la mujer osada, a la chica cercana a sus afectos que sonríe, ama y contagia un optimismo enorme apenas comparable con el tamaño de su generosidad.

Con solo 25 años, desde hace 16 lidera en uno de los barrios más críticos de Armenia iniciativas para ofrecer intervenciones que le permitan mitigar los efectos de flagelos sociales, como el tráfico y consumo de estupefacientes, la prostitución, la explotación infantil y la violencia intrafamiliar.

Tras la tragedia del 25 de enero de 1999, llegó reubicada al barrio Las Colinas, en Armenia. Sus padres, Martha Lucía y Ancízar, no la dejaban pasar de la esquina de la cuadra que habitaban porque los peligros eran tan grandes que desterraron a los organismos de socorro y de seguridad, a los transportadores y hasta a las ambulancias; ninguno de ellos ingresaba al sector. Sin embargo, ella se las ingeniaba para que sus amigos se agolparan en los lugares permitidos, después de las clases en la Institución Educativa La Adiela, para seguir poniendo a prueba sus habilidades como cantante, como actriz, como líder dentro y fuera del colegio, y para hablar de todos los proyectos comunitarios que podían desarrollar.
Quizá por su evidente deseo de ayudar, de cambiar los entornos para que más niños fueran felices, como ella y sus hermanas Geraldine, María Aleida y Sofía, siempre habla y sueña en plural. Su mayor deseo era ser cantante, y sus resultados académicos le permitieron ganar una beca para Bellas Artes, en Manizales, pero su raíz estaba en el barrio, por lo que asumió el reto de quedarse. «En Las Colinas crecí, me hice ciudadana, joven, persona y profesional», dice con orgullo.

Y no es para menos. Su empuje y sencillez hacen que sea motivación para muchos niños y jóvenes de esas 1385 casas y de esos 7000 habitantes que luchan por conectarse con un liderazgo que les permita avanzar en un proceso comunitario encaminado a recuperar el tejido social y mejorar la calidad de vida, con actividades deportivas, culturales, sociales, y con gestión de recursos y defensa legal.

En 2008, Johanna fundó el colectivo juvenil Zona Ocho, que hoy potencia con la ayuda de su esposo y camarógrafo, John Jairo Jiménez. Este grupo lucha con estrategias simples, pero de gran impacto en la comunidad, bajo el lema «Las Colinas somos todos», a fin de activar la participación comunitaria. A través de la Fundación Llegó Nuestro Momento, promueve escuelas de padres, de baile, capacitaciones para proyectos productivos, actividades con madres comunitarias y celebración de fechas especiales; gestiona con entes públicos y privados la solución a necesidades de movilidad y seguridad, y promociona sin falta el ya famoso jueves de «picaíto», para que niños y jóvenes piensen por dos horas en el fútbol y se olviden de las drogas.

Johanna Andrea hace parte del cambio que se está generando en este populoso barrio de la ciudad, con oportunidades de recreación y expresiones culturales propias, con una mente abierta y dispuesta que transmite a sus pares la idea de que no están condenados por su condición social.

Hoy, en Las Colinas, hay empresas de confecciones, de alimentos, de bolsos; hay más jóvenes con estudios técnicos y profesionales, y también más niños que sonríen como Johanna, que quieren tomarse la foto con ella al final de cada actividad porque la ven feliz y entusiasta, cumpliendo con firmeza el deber de servir a los demás, de no esperar grandes golpes de suerte, sino de disfrutar, todas las veces, las pequeñas cosas que ocurren todos los días.

Tags: Región

SERVICIOS

Estabilidad laboral
Estabilidad laboral

Estabilidad laboral

Sensibilidad para el servicio
Diana Lorena Campo Rodas

Sensibilidad para el servicio

Preparación y  oportunidad  para el empleo
Jenny Karina Beltrán Hoyos

Preparación y oportunidad para el empleo

EDUCACIÓN Y CULTURA

Preparados  para emprender
Electricista, construcción residencial

Preparados para emprender

Transición de generaciones
Luz Adriana Cardona Ramírez

Transición de generaciones

Danzar para soñar
Programas Sociales

Danzar para soñar

Un arte para progresar
Confección y diseño

Un arte para progresar

Ruedan las Letras
Letras rodantes

Ruedan las Letras

Un pilo de la promo 2008
Felipe Villamil Ocampo

Un pilo de la promo 2008

El juego de la literatura
Olimpiadas literarias

El juego de la literatura

Puente de Palabras
Puente de Palabras

Puente de Palabras

TE PUEDE INTERESAR

©2017 asisomos.comfenalcoquindio.com | todos los derechos reservados
Powered by: rhiss_logo